«Puedo equivocarme. Andar y contar es mi oficio»

Eso dijo Manuel Chaves Nogales. Lo recoge Isabel Cintas en la biografía que ha escrito sobre él: «El oficio de contar».Yo no lo conocía pero ahora veo que hacemos lo mismo: andar, contar y darnos el permiso de equivocarnos.
Ahora lo imagino en medio de un bosque. Una encrucijada y tres caminos: él eligió uno y anduvo, anduvo todo lo que pudo. Yo estoy en otro distinto pero los dos pisamos hojas secas, sentimos el olor de la tierra mojada después de la lluvia.
Leer su biografía será caminar un rato juntos. Me voy a buscar el libro.