Nuevo mensaje

Trocito de una conversación:"¡Ah!,¿vives de contar cuentos? ¿no trabajas en nada más? A mí me gusta escribir pero no vivo de eso, claro."
Verbena  
0 respuestas  
Debo comprar un tractor amarillo. Me dijo un señor en Larrés que sin tractor amarillo no hay Verbena.
Verbena  
0 respuestas  
Me encanta tu web, pero esta parte de tu web, este Diario de Viaje, es la monda. Qué bonico :-)) Muchos besos
Pep Bruno  
0 respuestas  
hola Cristina. me parecia interesante darte a conocer este cuento. http://www.mamamehavenidolaregla.com/#!/home espero que te guste cordiales saludos Teresa Fuertes
Teresa Fuertes  
0 respuestas  
Diario de viaje ampliado. Novedades de mi trabajo, lineas que perfilo: cristinaverbena.wordpress.com
Verbena  
0 respuestas  
Si necesitas ver más fotos de mi trabajo, aqui tienes una galería: www.flickr.com/photos/69653100@N06
Verbena  
0 respuestas  
Se me caen de las manos los vasos y los relojes. No tiene peso. Se rompen.
Verbena  
0 respuestas  
del VIII Certamen de Teatro "Terraza abierta" de Arnedo para Cristina Verbena con la sesión:"Historias que te bailan". Hoy estoy de fiesta. Mil gracias desde aquí al público y a la gente de la Asociación "Sendero" que organiza el certamen año tras año.
Verbena  
0 respuestas  
Feria del Libro. Talleres con 70 personas cada uno. Participan desde el primer minuto, se paran al final a comentarme, preguntar...en la clausura de la Feria cuento Gretel. Han narrado mucho en inglés con traducción, en portugués...yo cuento "en alemán". Gretel, como siempre, encantada de salir a escena y contar su aventura. Días de amigos (Dario Levin), y talleres, más contadas.En el Círculo de Aragón de pronto estoy en un pueblo de Aragón, el acento, la acogida. La última en el Museo español. Llena la sala. Gente en la puerta. ¡Puf! Un lujo de sitio. A la salida me espera Ana Mª Bovo, un abrazo, me regala su último libro. Vuelvo con regalos y abrazos.
Verbena  
0 respuestas  
Pregunta un niño de 5 años al final de una sesión de cuentos en su cole. "¿Tienes casa aquí?, porque hay un hueco cerca de casa de mi tía. Te puedo hacer una casa." "Bueno, le digo, ¿y está cerca de la tuya? Así nos podemos ver." "Sí, dice, cerca." "¿Y tú tienes más cuentos?" "Sí, los podemos ver." Trato hecho.
Verbena  
0 respuestas  
Tiene un apartado:"Oído en el bus" con conversaciones cazadas en trayectos de bus urbano. Algunas largas. No las graba, las recuerda. Tiene momentos geniales. Busca, busca. Y de paso mira los trabajos de Cano.
Verbena  
0 respuestas  
El vuelo se retrasa "unas cuatro horas" dicen. Fila larga para el control de seguridad, abren las maletas, hurgan, alborotan (en la mía) todos los cuentos. Tiran a la basura jabones y pasta de dientes, debes pasar descalza..."por lo menos, dice una chica al móvil, nos han dado de comer". Me acuerdo cuando viajar era algo leve, sabor a aventura alegre. Y no este tributo al miedo.
Verbena  
0 respuestas  
El silencio bajo el agua pienso en las sirenas entiendo que canten tan bonito, partiendo de este silencio.
Verbena  
0 respuestas  
Susana Tornero,narradora catalana, en la Campana de los perdidos, cuenta de un "esgarramantas" que con su barca entra en la boca de un dragón. Cae, cae por la garganta hasta el estómago del dragón:"Fiiiiiuuuuu"-dice la narradora-el gesto de la mano continua la caída cuando la voz calla. La mano para en el aire. Silencio y un niño del público dice:"Ploc". Un narrador italiano:Baliani, cuenta para niños: juega con la palabra:"sale" en sus dos significados: "subir" y "sal". Narra cómo suben una montaña, el sudor salado...una niña se pasa la lengua por los labios. Y ahí está la palabra creando mundos.
Verbena  
0 respuestas  
En la laguna de Gallocanta había nevado. Las grullas estaban cerca del camino. Los chavales/as escuchaban con los ojos grandes. Cuando hemos salido al patio a almorzar, había sol. "No os comáis ahora el bocata de la comida" decían las profes.
Verbena  
0 respuestas  
Juegan a pillar. Lucía corre y se me abraza a las piernas. "Chufa" ¡Cómo mola ser chufa!
Verbena  
0 respuestas  
tienen hambre de historias. Hambre de la buena, de la que tarda en ser saciada. Una sesión de adultos de hora y media y podíamos seguir y seguir... Pili reía, atenta a todo.
Verbena  
0 respuestas  
Un puñadico de niños/as en el colegio. Escuela unitaria. Los chavales preguntan lo que no entienden, sin levantar la mano. Seguros de que van a ser escuchados. Cómodos. El más pequeño se sienta con la profesora (Laura) cuando un cuento insinua el miedo. Dentro y fuera de la escuela hace día de primavera.
Verbena  
0 respuestas  
Estar con las amigas, los amigos,y que sea llegar a un lugar hermoso que conoces.
Verbena  
0 respuestas  
Un grupo de chavales/as de 3 a 8 años. Adivinanzas antes de despedirnos. Digo: "Si hablo, lo rompo" La respuesta de la adivinanza es:"El silencio", pero un niño la mejora mil veces diciendo: "El amor".
Verbena  
0 respuestas  
Una moza cuenta de un semáforo en la Avda. Cesaraugusto. Casi atropellan a una mujer un día. Cuenta, con todo el cuerpo, su susto. Vuelvo a casa por ese camino para ver el lugar. Pienso en cómo las historias nos ayudan a habitar los espacios, como las vivencias emocionales:amor, odio...configuran los mapas de cada persona. Imagino un mapa de mi ciudad, con "nombres propios": la calle de Belén, el portal de las charradas con las amigas del instituto, la puerta de la biblioteca...el proyecto de "Zaragoza rebelde" lo hizo con sitios significativos políticamente. Yo pienso a un mapa privado, recuerdos que toman calles, plazas...
Verbena  
0 respuestas  
"Cuentos de hadas noruegos y lapones". Tengo un libro de cuando éramos niñas Belén y yo. Historias estupendas. "Ramillete" tiene cuerpo de macho cabrío, "Lillekort" pide ya al nacer ropas de sus hermanos para irse por el mundo. Gigantes de quince cabezas, el Rey de la Montaña que tiene la Aurora Boreal en la frente, renos que corren más que los lobos hasta que...busca historias del norte y prueba. Se te va a pasar el calor.
Verbena  
2 respuestas  
Tengo el dibujo de un niño de unos 4 años. Dos figuras largas, de ojos tan grandes que ocupan toda la cara. Me lo dio al final de una contada, lo miré: "Se te olvidaron los brazos" "No.-Dijo su madre- es así. Lo que dibuja Arturo nunca tiene brazos.
Verbena  
0 respuestas  
Libro de varias autoras. Moyra Davey,ed. Ed. ALBA.Te hago un resumen en 5 lineas: "Un bebé come versos en este libro. Una mujer se pregunta por qué trata mejor a su viejo diccionario que a su bebé. Otra escribe en la cocina entre todas las voces y otra más se siente muerta una mañana de pronto pero con el ruido de la vida no encuentra el tiempo para morir asi que no muere, no muere..."
Verbena  
0 respuestas  
Acuarelas hechas en Mali. Formas que se deslían a punto de entrar en el vacío. Mantienen su belleza.
Verbena  
0 respuestas  
Maratón viajero en Azuqueca de Henares. Una niña de cinco años sube a contar. Con aplomo y en cuatro frases desgrana la historia. Baja y aclara a la bibliotecaria:"He tenido que acortar, lo demás no era importante".
Verbena  
0 respuestas  
Cada mes un cuento en 300 postales. Se envían, la encuentras en un banco, a la salida de una biblioteca o un bar...historias que juegan contigo, te buscan las cosquillas. El de marzo fue mío. En el blog encuentras muchos más.
Verbena  
0 respuestas  
Alejandra Pizarnik. "El amor es este viaje inútil,pero muy suave, al otro lado del espejo"...
Verbena  
2 respuestas  
Se acercan los días de viajes y cuentos. Pienso en la novela negra y en la poesía y me acuerdo del poema de Bernardo Atxaga: Inventarium. Una forma estupenda de jugar con los dos géneros. Atxaga: POEMAS & HÍBRIDOS. Me iría a vivir a algunos de los paisajes que se ven en sus poemas.
Verbena  
0 respuestas  
Javier vino a mi contada de:"El pequeño teatro de los libros". Ahí estaban Carolina y Ciro en primera fila. Parece que los ojos se les han puesto más grandes con el Premio Buho que les han dado. La mesa es muy alta, ya te digo, pero da gusto contar ahí. http://lacurvaturadelacornea.blogspot.com
Verbena  
1 respuestas  
"CUANDO LA MANTA ES CORTA, APRENDE A ACURRUCARTE." Escucho el refrán y siento el calor y la aspereza de la lana en el cuerpo. La aspereza de la manta que, bien encogida, me cubre también los pies.
Verbena  
0 respuestas  
Si le dices a una cuentera/o en medio de una fiesta, mientras tiene una cerveza en la mano:"Cuéntate algo, ¿no?" buscará formas de decirte que no. Pero si le preguntas:"¿Cómo era esa bruja que tenía la casa sobre patas de gallina?" seguro que te responde: "Baba Yaga, tia, la que..." y te cuenta todo lo que sabe. Cuando mi hermana quería que cantara, empezaba una de mis canciones favoritas y se callaba al segundo verso. La canción se quedaba flotando un momento, luego yo seguía mientras la oía decir:"¿Ves? Siempre funciona". Eso, cuestión de estrategia.
Verbena  
2 respuestas  
Y si tuviéramos mil dedos?- propone un niño hoy en medio de un cuento. Imagino que se le hacen los dedos huéspedes. Podría poner un hostal, con tanto huesped-dedo. "Debo bajar-dice un señor en el autobús- en una parada indeterminada. Quiero decir que voy a un lugar intermedio" "Es azúcar", dice Teo de la nieve que cae.
Verbena  
0 respuestas  
"Comí cacahuetes, me encacahueticé para desencacahuetizarme, ¿cómo me desencacahuetizaré?" Prueba con el chocolate, las naranjas, las lentejas...juega, juega.
Verbena  
0 respuestas  
Alberto escribe: Queridos amigos y amigas: Cuando os deprimais, os aburrais de la vida, os agobien los críos, la hipoteca o el lumbago, cuando los inviernos os parezcan mas largos cada vez y el futuro tirando a oscurillo, daos una vuelta por: http://www.rtve.es/television/la-bola-de-cristal/
Verbena  
0 respuestas  
se pueden bailar. Sin más música que las palabras. Los buenos, claro, los que estrenan las palabras que usan, los que te hacen imaginar un paisaje, un gesto, un paso. No sé si tu bailas mucho o nada pero te invito a probar. Luego, si quieres, me cuentas.
Verbena  
0 respuestas  
Conocía el sitio pero no lo había habitado ni conocía a la gente que lo lleva. Investigamos luces para mi trabajo, me ayudaron a prepararlo todo, atentos. Un lujo trabajar así. De la sesión del domingo Javier López Clemente saca una crítica en su blog: www.lacurvaturadelacornea.blogspot.com
Verbena  
0 respuestas  
Tiene vestido de arrugas la bruja. La música de la verbena hace bailar esas arrugas y gira, gira y por ese tiempo es la más bella de la plaza. Todo el pueblo se detiene a su lado, bocas abiertas. Ella mira a cada uno, ve su belleza reflejada en ese asombro y ríe y gira ríe.
Verbena  
0 respuestas  
Nos encontramos a una amiga de Lucia. Las adultos hablamos en la plaza al sol y las dos niñas nos corren alrededor. A cada vuelta pisan una chapa de metal: CLA; CLAN suena cuando pasa Lucia. clan, clan, cuando pasa su amiga, prudente. CLAN CLAN clan clan CLAN CLAN clan clan...así un buen rato.
Verbena  
1 respuestas  
La niña descubre un espejo, alza la mirada, se busca, hace muecas y baila. La niña de dentro del espejo baila con ella, se pierden juntas en un intersicio, vuelven al espacio abierto, siguen bailando y sus pasos, ahora son distintos... BÚSCALO. ES UN CUENTO PRECIOSO.
Verbena  
0 respuestas  
Contamos desde las barcas, un círculo de cinco barcas en medio del agua con la luna bien bonica y los peces que se asomaban. ¡Vaya sorpresa!
Verbena  
0 respuestas  
Me voy para allá. Y este año el maratón cumple 18 añazos! Allá vamos, a contar la memoria, a jugar con los palabros y a reir con los amigos hasta que la madrugada nos asombre con alguien contando aún, y siga, y siga. Un lujo tres días repleticos de historias.
Verbena  
0 respuestas  
Gracias Cristina tu contada y el taller con los profesores del CEIP de Canet d'En Berenguer ha sido todo un revulsivo y eso que ya había pasado por aquí lo más florido de la narración oral. Aquí te envio el blog de la escuela para que sigas: http://ceipcanetdenberenguer.blogspot.com
Antoni Navarro  
1 respuestas  
Me han parecido fascinantes los cuentos que contó Cristina Verbena. Sobre todo me gustó mucho el cuento de la niña y la bruja porque era precioso. Ningún cuento me pareció feo. Lo más que me gustó de Cristina es cómo se expresa.También me gustaron mucho las adivinanzas y cómo cantaba.Y el cuento del lobo también estuvo precioso. Beatriz 6º curso
Me encantó escuchar sus cuentos y con la gracia que los interpretaba. Me gustaron todos, eran muy bonitos. Las adivinanzas algunas eran un poco difíciles, yo no las adivinaba. Al final no tenía ganas de levantarme yo quería que siguiera contando mas cuentos ya que todos eran muy interesantes . Tuvimos la oportunidad de ver a Cristina. Nos divertimos mucho.
Me gustó como se expresaba en los cuentos, chistes y adivinanzas. Lo más que me gustó fue la canción y todos los cuentos. Me divertí mucho y me lo pasé muy bien los chistes eran de risa. Las adivinanzas eran muy fáciles pero me divertí mucho.
Paola 3º (El risco de Agaete)  
0 respuestas  
Me han gustado mucho los cuentos y las adivinanzas. Sobre todo el cuento disparatado que se llamaba el hombre que hizo una cosa en su vida. Era un hombre que siempre estaba acostado en el sofá del salón y viendo la televisión y vio un anuncio que salía un jabón que dejaba guapo y listo. Compró tres cajas de jabón, fue a bañarse y puso un jabón y no salia espuma y puso mucho jabones. No salia espuma y puso las tres cajas de jabones y se quedo dormido en la bañera y desperto y vio hundiéndose el baño y suerte que los hijos llegaron del colegio, Abrieron la puerta del baño y se llevó a los hijos por delante con la espuma Por suerte la mujer abrió la puerta de la casa y se llevó a la mujer por delante con la espuma y la mujer y los hijos no vieron al padre hasta dos meses después.
Los cuentos me gustaron todos y me gustaba como los contaba. Lo menos que me gustó fue que algún niño la interrumpía cada dos por tres y los niños chicos eran insoportables y Cristina Verbena se enfadó porque no la dejaban contar el cuento bien. A Cristina le gustó mucho nuestro pequeño colegio. Javier. 4º
El lunes vino una cuentacuentos y me gustó mucho y todo fue fascinante. Las adivinanzas eran divertidas. Todos nos divertimos, es que era la bomba. Lo que más me gustó fueron los cuentos disparatados. Pablo 2º curso.
Pablo 2º (El Risco Agaete)  
0 respuestas  
Me encantó cuando Cristina Verbena vino a nuestro colegio. Nos contó por lo menos 10 cuentos. El cuento que más me gustó fue el del lobo Nero. Nos contó también adivinanzas y nos hizo preguntas. Le encantó nuestro colegio, las partes que hay como: la charca, la palmera, la piedra y la mesa que por arriba tiene una enredadera. Patricia 2ºcurso
Me dijeron que contaría en una plaza y me asusté, pero no sabía que Vegueta es un barrio precioso, con el silencio necesario y escenarios pequeños montados en los rincones más bonicos. Me divirtió mucho contar para todo el público que fue acudiendo con la música desde la Plaza de las Ranas, donde empezó María.Creo que los poemas eróticos al aire de la noche le sientan muy bien.Creo que la noche se pone alegre. Un lujo escuchar luego a mis compañeros: Magda, Pep, Jose Manuel Garzón.
Verbena  
0 respuestas  
El viento es fuerte en lo vacío. Cuando despierto Veo en la ventana un árbol que susurra Susurros de tí.
Verbena  
0 respuestas  
Con el proyecto:"Saber leer" en Angués. Un montón de chavales de varios centros me reciben con dibujos de mí: los brazos y las manos abiertas como flores, vestidos de colores y sacando cuentos de una "maquina de hacer cuentos". ¡Qué bien lo hemos pasado!, ¡cómo se nota cuando cuidan la actividad los y las profes!.
Verbena  
0 respuestas  
Un balneario en el sur de Francia:mercibonyur qué bien se está en el agua termal con la nieve fuera por todos los montes. Las sombras de las ramas de los árboles en la nieve parecen los nervios de la tierra. Aviso:las gafas se empañan en los baños turcos.
Verbena  
0 respuestas  
Mañana apacible a pesar del viento que en la Alfranca despeinaba todo. Cuentos de hadas, duendes, ondinas que encantan cantando. Purita fantasía sin ese toque de escepticismo que me sale siempre al contar. Será que me siento pesada y torpe en las relaciones últimamente que me gustan tanto las hadas con sus vestidos de tela de araña y lentejuelas de gotas de rocío. Esta noche dejaré un vaso de leche en la cocina para que lo tomen los Pixies. Vaya, una buena contada.
Verbena  
0 respuestas  
Busca este libro, te van a dar ganas de vivir leyéndolo. Diez años le costó escribirlo. Valió la pena el esfuerzo.
Verbena  
0 respuestas  
Concentraciones contra la masacre en Gaza. Me quedo quieta, la plaza se llena ya media hora antes de lo convenido. Quietos, serios. Están todos los amigos, mi hermana, los niños. Cuando nos alejamos un rato después, la plaza sigue llena de gritos.
Verbena  
0 respuestas  
Elipses, laberintos, pasajes donde las dimensiones cambian. Caminar dentro de las obras de Richard Serra, en Bilbao, es como escuchar un cuento.
Verbena  
0 respuestas  
Cada vez me cuesta más dejar de cantar y empezar el cuento. Quizá deje de contar, haga las sesiones cantando y cuando la gente pregunte:¿Ya no cuentas? tendré que responder:"Es que todavía no he acabado de cantar!"
Verbena  
0 respuestas  
Definitivamente. A la gente que contamos historias de aqui para allá nos gusta nuestro trabajo. Si tienes que verlo para creerlo, vente al Maratón de Guadalajara del año que viene.
Verbena  
0 respuestas  
Voy al cole de Lucia a contar, a su clase. Se pone contenta, le da besicos al niño de al lado. Reconoce los cuentos, me ayuda a recoger al final.Me da un beso.
Verbena  
0 respuestas  
La biblioteca itinerante "Con otras letras" irá a varias biblitecas de Aragón y a muchas bibliotecas escolares...mira cómo van a correr estos libros! Si quieres saber más del proyecto mandanos un mail: conotrasletras@yahoo.es
Verbena  
1 respuestas  
Los libros iraníes para niñ@s son hermosos. Trabajan mucho la poesía e ilustraciones con acuarelas. Los franceses muy cuidados, los belgas casi no sé, se pone nerviosa la mujer del stand cuando nos acercamos ruidosos a verlos. Las de Taiwan saben mil idiomas, el de Egipto nos enseña todo su catálogo, nos invita a comprar con elegancia. Las de Brasil tienen una colección sobre la cultura india...eso es la Feria del Libro de Bologna, Eso y una habitación donde la gente cuelga su publicidad, las paredes se llenan de anuncios coloridos. Marian cuelga nuestro folleto.
"Yo no tengo un monstruo debajo de la cama", dice un niño a mitad de cuento,"lo reviso todas las noches y nada; asi que tengo espacio para meter cosas".
Verbena  
0 respuestas  
"Os voy a contar una historia disparatada." "¡Ah!, dice una niña, yo tengo ese libro:"28 historias disparatadas" "¡De Ursula Wolfel, sí señora!" "¡Me da igual, no me lo he leido!"
Verbena  
0 respuestas  
Los hermanos llegan al fin. Son bajitos y tan jóvenes...Barbazul sonríe.
Verbena.  
0 respuestas  
Son amantes, puesto que se masturban a la vez en ciudades distintas. Siempre a la misma hora. Él piensa en ella y punto. Ella imagina un ogro de ojos oscuros, más grande que su cama. Una noche el ogro llega. Ella grita de placer al verle, el ogro también. La mata de un bocado y sigue su camino hacia la selva.
Verbena.  
0 respuestas  
Cuento gigantes para dormir. Todas las vallas que concibo, se les quedan pequeñas. No concilio el sueño, pero me da la risa.
Verbena  
0 respuestas  
Me voy a Tarazona a currar, me voy en bus. Cojo mi música preferida, me siento. Empieza a correr el paisaje y yo no hago nada. Echo de menos a mi hija Lucía, viajar con ella, enseñarle las cosas y me siento desvalida, como se debe sentir ella cuando yo me voy. Me doy cuento que Lucía me da valor para vivir me da valor me doy cuenta que Lucía está cuidando de mí. No somos sólo nosotros que cuidamos de ella. Ella, de distintas maneras, ahora estoy segura está cuidando de mí.
Verbena  
0 respuestas  
Coge aire y luego empieza a leer estos poemas cortos porque escritos a memoria y pasados de voz a oido. El libro:"El suicidio y el canto" Y dicen: "Ven y sé una flor en mi pecho para que pueda refrescarte cada mañana con un estallido de risa." O: "Tengo en la mano una flor que se marchita no sé a quién darsela en esta tierra extraña" Descubre tú el resto, empieza a cantar.
Verbena.  
0 respuestas  
No se me va el silencio de trescientas personas escuchando en Segovia, el patio de la sinagoga donde conté.
Verbena  
0 respuestas  
En corro. Mientras cuento, un niño de seis años coge, con los dedos en pinza, las motas de polvo que el sol hace brillar. Paro "¿Te comes la luz?", le pregunto entre un cuento y otro. No se extraña de la pregunta:"Sí, esas cosas que vuelan", responde.
Verbena  
0 respuestas  
Cuando Superman se cayó desde su balcón al suelo más estrepitoso se dió cuenta que estaba ya de capa caída.
Verbena  
0 respuestas  
desde Bolivia un abrazo del corazón, me alegró el día encontrar tu site en el internet, que todo sea hermoso para vos, espero un día volver a cantar juntos Harold
harold  
1 respuestas  
Nació Lucía. Tiene unos ojos enormes pa mirar la vida. Os la presentaré a la vuelta de un cuento, cualquier dia.
Verbenilla  
0 respuestas  
Empiezo a contar:"Aquella mañana Joaquín se despertó muy enfadado, no sé por qué"..."Yo sí lo se"-interrumpe un chaval de seis años, grande, cara de saber bien lo que dice-. "Anda-digo-¿Y por qué?" "Porque su madre le despertará siempre cuando él todavía tiene ganas de dormir, y encima con prisas." "¿A tí te pasa?" "Todos los días".
Verbenilla  
0 respuestas  
"Día de la República" -decía en negro y trazos rápidos la pintada- "No hay dos sin tres."
Verbenilla  
0 respuestas  
"Mi voz calma"-dice una mujer en el taller de juegos vocales-"hace años a mii marido le pegaron una paliza los cabezas rapadas. Cuando llegamos al hospital, él estaba rabioso, hablaba atropelladamente con uno de los médicos, repitiendo lo ocurrido. Los demás le hacían preguntas y nadie le curaba, seguía sangrando. Me acerqué y dije bajito su nombre, una vez sólo. Se calló de golpe, me miró, me miraron los médicos, empezaron a curarle."
Verbenilla  
0 respuestas  
Él remienda su ropa. Arruga el ceño al clavar la aguja. Salen puntadas rectas, un dibujo limpio. Cuando yo lo hago con mi ropa me mira nervioso. "¡Déjame a mí!"-dice-. Y luego, más bajo, cuando yo le paso el vestido: "Déjame a mí, anda".
Verbenilla  
1 respuestas  
a veces se me pone la carne de gallina al oirte o me rio tanto que apenas respiro otras veces los ojos roooojooos a veces me sudan las manos y otras se me estruja el pecho( cuando cuentas el del indio) otras veces me entra hambre o ganas de vomitar pringues pringosos asquerosos... Nada de mi cuerpo se queda en su sitio cuando te oigo contar, tata. Gracias por eso y por todo lo demás
belén  
0 respuestas  
Caminando caminando por este sin fin de laberintos verbeneros he descubierto un poco más a una Cristina que conoci hace unos años. En un pequeño vistazo, es como si te metieras un poquito en ti y en tus historias. Me hubiera gustado ver más en la parte de espectáculos, aunque la canción me ha encantado. Bueno que tengas mucha suerte con la página, y sobre todo con tus cuentos, y con esa cueva llena de palabras en la que vas a vivir estos días de festival en Huesca. Un beso apalabrado.
anabel  
0 respuestas  
No sé si habéis visto a una persona sonreir alguna vez; y habéis observado cómo se le ilumina la cara; y le brillan los ojos; y eleva los mofletes; y relaja las cejas; y una mueca distinta se le dibuja de vértice a vértice entre los labios; y tantas cosas distintas que le sucede en el rostro... Pues Cristina de esta manera trivial no sabe sonreir. Y a mí me parece, sospecho, que nos oculta algo. No me atrevo pero debo decirlo aunque sea con el más silencioso susurro aún no soplado por mis labios: la suya es... Una sonrisa desde adentro.
Juan Arjona  
0 respuestas